Ante el acecho, un Gobierno de consenso

Ante las serias contradicciones que están aflorando en México y a nivel mundial por el neoliberalismo, resulta oportuno preguntarse hacia dónde se dirige el rumbo del status quo, cuáles son las condiciones existentes, cómo se mantiene el equilibrio de fuerzas y hasta dónde permiten hacer un cambio. Lo que ahora queda claro es que existen nuevamente, como antes de la implementación del neoliberalismo, al menos dos posiciones contrapuestas: por un lado, la continuidad; y por el otro, la recuperación del poder estatal.

Geopolítica y crisis humanitaria en Yemen

Una de las cosas más urgentes de cualquier conflicto armado, y dramática en el de Yemen, es la crisis humanitaria que le envuelve. El empobrecido Yemen enfrenta un catastrófico panorama en donde la agenda humanitaria choca de frente con la agenda de los poderes regionales e internacionales.

Mujer musulmana y mujer occidental

En ciertas ocasiones, el uso del velo musulmán ha sido adquirido con motivos totalmente ajenos a los deseos del hombre: tal es el ejemplo de las mujeres argelinas que decidieron adoptar su uso para defender su individualidad e identidad frente a los colonos extranjeros en la época de la expansión europea.

¿Negociar con los cárteles del narcotráfico en México?

Aunque sí es necesario sanar el dolor de la sociedad mexicana, brindarle paz y unidad (social antes que nacional), con sanarla, con pacificarla y unirla no se van a resolver ni las disputas al interior de los cárteles ni las que se dan entre cárteles antagónicos ni las que se desprenden de su batalla en contra de los intereses gubernamentales que los debiliten. Menos aún detendrá el uso geopolítico que potencias globales (Estados Unidos) confieren a la guerra continental contra el narcotráfico, como mecanismo de control regional; su utilización por parte del propio andamiaje estatal-gubernamental para fragmentar a la sociedad o su empleo al servicio de los grandes capitales para deshacerse de las resistencias a las que se enfrentan.

El aborto sobre la mesa

Quien considere al aborto un homicidio, simplemente no lo practicará; quien diga que es legalizar el asesinato, tampoco cuenta con la absoluta certeza de ello. El asunto queda en la conciencia de cada quien, y si es creyente, en la justicia divina.

Contenido Relacionado