All posts by Ricardo Orozco

Internacionalista por la Universidad Nacional Autónoma de México. Posgrado en Estudios Latinoamericanos por la misma Universidad. @r_zco

La magnitud del shock: movilización social en Argentina

En 2017, la sociedad argentina se manifestó, en diferentes proporciones, con diferentes dinámicas de movilización y a través de distintos grados de exigencias, en 3,984 ocasiones, lo que equivale a once manifestaciones cada día del año. ¿De que magnitud es la crísis causada por el gobierno en turno que los y las argentinas llegaron a tales niveles de reacción y descontento?

El ciclo progresista continúa en México

Hoy, en la historia de vida de millones de mexicanos, ellos y ellas puede decir, con satisfacción, que por primera vez se sienten representados.

El agotamiento de la izquierda mexicana

La cuestión de fondo con la descomposición de la izquierda mexicana no pasa sólo por el hecho de que ésta, hoy, hace anacrónico al priísmo del siglo XX —y a toda la lógica socialdemócrata bajo la cual operó durante sus primeros tres cuartos de siglo de vida institucional—, sustituyéndolo con una apuesta reformista en apariencia mucho más ambiciosa; sino que, antes bien, atraviesa, de igual manera, a las bases sociales que hoy le sirven de sustento popular y electoral.

¿Violencia política o política violenta?

El proceso electoral que culmina el próximo primero de julio es ya el más violento en la historia de México por el número de políticos, aspirantes y funcionarios asesinados por el crimen organizado. Escasa es, sin embargo, la atención que se ha puesto a este hecho dentro del debate político nacional, y lo determinante que es la violencia del crimen organizado en los resultados electorales.

Fanatismo y despolitización

Cuando se trata del uso político del soccer, las disputas y las victorias simbólicas sustituyen a las disputas y las victorias reales. Que exista una visible y mayor unidad nacional en términos deportivos que en términos de justicia social, de propuestas políticas y proyectos económicos —o sin ir tan lejos, frente a la violencia que azota al país— no es un dato menor.