All posts by Ricardo Orozco

Internacionalista por la Universidad Nacional Autónoma de México. Posgrado en Estudios Latinoamericanos por la misma Universidad. @r_zco

¿Negociar con los cárteles del narcotráfico en México?

Aunque sí es necesario sanar el dolor de la sociedad mexicana, brindarle paz y unidad (social antes que nacional), con sanarla, con pacificarla y unirla no se van a resolver ni las disputas al interior de los cárteles ni las que se dan entre cárteles antagónicos ni las que se desprenden de su batalla en contra de los intereses gubernamentales que los debiliten. Menos aún detendrá el uso geopolítico que potencias globales (Estados Unidos) confieren a la guerra continental contra el narcotráfico, como mecanismo de control regional; su utilización por parte del propio andamiaje estatal-gubernamental para fragmentar a la sociedad o su empleo al servicio de los grandes capitales para deshacerse de las resistencias a las que se enfrentan.

La captura estadounidense de la protesta social en Nicaragua

Lo que comenzó siendo un movimiento popular, de masas, paulatinamente está siendo capturado por la agenda de intereses geopolíticos de Estados Unidos en Centroamérica.

La magnitud del shock: movilización social en Argentina

En 2017, la sociedad argentina se manifestó, en diferentes proporciones, con diferentes dinámicas de movilización y a través de distintos grados de exigencias, en 3,984 ocasiones, lo que equivale a once manifestaciones cada día del año. ¿De que magnitud es la crísis causada por el gobierno en turno que los y las argentinas llegaron a tales niveles de reacción y descontento?

El ciclo progresista continúa en México

Hoy, en la historia de vida de millones de mexicanos, ellos y ellas puede decir, con satisfacción, que por primera vez se sienten representados.

El agotamiento de la izquierda mexicana

La cuestión de fondo con la descomposición de la izquierda mexicana no pasa sólo por el hecho de que ésta, hoy, hace anacrónico al priísmo del siglo XX —y a toda la lógica socialdemócrata bajo la cual operó durante sus primeros tres cuartos de siglo de vida institucional—, sustituyéndolo con una apuesta reformista en apariencia mucho más ambiciosa; sino que, antes bien, atraviesa, de igual manera, a las bases sociales que hoy le sirven de sustento popular y electoral.