Atlántico Norte

Primeras ondas del 5G: alianzas, licitaciones y torpezas.

La tecnología 5G se volvió una realidad el día 3 abril del 2019, al ser Corea del Sur el primer país en implementarla y poder comunicar la extensión total de su territorio.

Pese a ser Asia el escenario de despegue de esta tecnología, no obstante, la disputa en el sector de las telecomunicaciones ha cobrado más intensidad en Europa y América, pues estos movimientos han generado que los demás competidores (sobre todo los occidentales) se apresuren a poder generar su propia versión 5G; creando alianzas o fusiones para no quedarse fuera y hacer rentables sus inversiones. Como ejemplo está la confirmación que hizo LG, en agosto del 2018, de lanzar su primer teléfono 5G en conjunto con Sprint, el cual saldrá a la venta a mediados de 2019. Lo anterior se complementa con la fusión de T-Mobile con Sprint, y la asociación de 3.500 millones de dólares de Nokia con la nueva T-Mobile, para el respaldo de su red 5G. Parece que el auge del mercado de las telecomunicaciones va a crear conglomerados cada vez más robustos y económicamente poderosos, por lo que será importante el rol que decidan tomar en la conflagración hegemónica del siglo XXI.

Por otro lado, Francia se encuentra en la situación de no repetir el error de Italia y Alemania, países que subastaron las licencias para la implementación del 5G. Razón por la cual, a mediados de abril del presente año, se reunieron los más de 1000 clientes corporativos de Orange Business Services en lo que fué la Orange Business Submit. La conferencia fue, por supuesto, reacción más que previsión, ya que se dio después de más de cuatro semanas de subastas en donde Telefónica, Deutschland, Deutsche Telekom, Vodafone y 1&1 Drillisch, compitieron en las 220 rondas que se celebraron por las cuarenta y una pujas en Alemania para la implementación de la tecnología 5G, según la Agencia Federal de la red (BNA). 

Resulta un imperativo, y además una oportunidad para Francia, la presente circunstancia. De esta manera se entiende la presencia de Agnès Pannier-Runacher, Secretaria de Estado del Ministro de Economía y Finanzas, y Philippe Varin, Presidente del France Industrie, en la reunión de Orange. ¿Francia decidirá seguir el modelo japonés, donde prevalezca el Beneficio nacional y se otorguen las licencias con base en el atractivo de los proyectos, o seguirá por el camino de la confrontación de las elites, en donde después de una pérdida de recursos se pacte la implementación sincronizada? 

A partir de esta reunión y de lo aprendido hasta el momento, parece que Orange comienza a comprender a fondo la dinámica de la implementación de esta innovación, ya que tras el acuerdo con Vodafone, del presente mes (en el cual van a ser los responsables de desplegar la conexión 5G en veintitrés ciudades de España), esta empresa hace patente la necesidad del uso compartido de redes, mismo que responde a la necesidad de reducir los costos de instalación por el elevado precio del espectro radioeléctrico y la guerra de precios. Entonces se hace evidente la estrategia global que caracteriza estos primeros movimientos, en donde se opta por un beneficio compartido y asegurado, actuando en conjunto. 

Otra alianza que sobresale, por la ambición de sus planes, es HAPSMobile, conformada por el grupo Softbank y el notable conglomerado Alphabet, cuyo objetivo es la construcción de una plataforma de Estaciones a Elevada Altitud (HAPS, por sus siglas en inglés), la cual busca hacer posible una red de telecomunicaciones desde el cielo a nivel global, por lo que, además, han desarrollado el Hawk30, un modelo de avión no tripulado de setenta y ocho metros que funciona con paneles solares, para lo cual ambas empresas invertirán ciento veinticinco millones de dólares. Este sistema, que fue planeado para ponerse en marcha en 2023, resolvería el problema de la conectividad en zonas marginadas por condiciones geográficas, y no se vería afectado en casos de desastres naturales, algo que será de gran importancia si contemplamos la intensidad del cambio climático contemporáneo. 

El pasado veinticuatro de abril, además, el diario The Daily Telegraph informó que el Consejo Nacional de Seguridad dió luz verde a Huawei para participar de forma limitada en la construcción de la infraestructura Non core —como son las antenas—; hecho que causa revuelo, ya que a pesar de ser una participación de poca trascendencia, Reino Unido es un fiel aliado estadounidense (y además, por la situación actual del gobierno,  cuya aprobación va en caída por los estragos del BREXIT). 

En otro escenario, la Comisión Europea optó por determinar que sea el Wifi (y no el 5G) el medio por el cual los automóviles que circulen la Unión Europea se vinculen. Cabe destacar que la decisión fue tomada por razones prácticas, ya que el protocolo del Wifi es un viejo conocido desde el 2004. ¿Esta decisión refleja un miedo al cambio o simplemente muestra la complejidad y por tanto la obsolescencia de la Unión Europea a la hora de crear acuerdos trascendentales? 

Apple no podía quedarse fuera del juego, por lo que después de que Intel declaró que abandonaba su búsqueda en esta nueva tecnología, Qualcomm quedó como la empresa encargada de hacer posible la llegada del 5G a los Iphone. Aunque eso no evita la llegada tardía, ya que será hasta el próximo año que salga a la venta el primer modelo, según las estimaciones. Pasa lo mismo con el iPad pro 5G, la cual llegaría al mercado dos años después de su implementación. 

Bill Evanina, director del Centro Nacional de Contrainteligencia y Seguridad de los Estados Unidos, reconoció en el encuentro de la INSA la trascendencia del factor 5G para la seguridad nacional al expresar que dentro de 3 años será demasiado tarde para actuar;argumento fundamentado si vemos que China Unicom ya conectó siete ciudades chinas con la red 5G. A su vez, Donald Trump replicó que Estados Unidos no se puede dar el lujo de permitir que otras naciones superen a EE.UU en esta poderosa industria del futuro, por lo que la interrogante es: ¿hasta dónde llegarán para impedirlo? 

Foto: Robyn Beck/Getty Images, 2019

0 comments on “Primeras ondas del 5G: alianzas, licitaciones y torpezas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: