El Servicio Militar Suizo

La cuestión defensiva de Suiza es un tópico que puede resultar muy interesante para los estudiosos de la guerra, la seguridad, y la defensa nacional. De las fuerzas armadas suizas hay mucho por decir, pero para tratar más a fondo ese tema, es menester comprender el funcionamiento de su servicio militar, que es la base de todo el Sistema Defensivo Helvético.

Suiza es un país repleto de particularidades que despiertan el interés de los curiosos de la Política Internacional; su neutralidad perpetua, su diversidad lingüística y cultural, son un par de ejemplos de ello. Sus fuerzas armadas tienen además una peculiaridad llamativa, su sistema de milicia; esto significa que  no cuenta realmente con un ejército permanente. Los varones suizos son los encargados de la defensa del país, mientras realicen su servicio militar, un proceso que dura años.

El Servicio Militar es la base de las fuerzas armadas helvéticas. En la actualidad, Suiza es de los pocos Estados europeos que aún preserva un servicio militar obligatorio, lo que hace aún más notoria su peculiaridad.

La cantidad de militares profesionales constituye solo el 5% del personal militar. El resto son ciudadanos varones (y mujeres voluntarias) alistados entre 20 y 34 años, quienes se encuentran realizando servicio militar. Los soldados suizos tienen estrictamente prohibido servir en ejércitos extranjeros, con excepción de la Guardia Pontificia del Vaticano.

Organización

El servicio militar es obligatorio para los hombres a partir de los 18 años, aunque pueden ingresar hasta los 20 años (las mujeres pueden participar voluntariamente). Los suizos que no sean considerados aptos para la realización del servicio militar, así como los objetores de conciencia, pueden optar por prestar un servicio civil, que puede ser trabajar en una granja, en una reserva natural, o en una cárcel, por citar algunos ejemplos. En caso de que la persona tampoco sea apta o no quiera realizar el servicio civil, el ciudadano se verá obligado a pagar más impuestos; el 4% de su salario.

Para el caso de los que viven en el extranjero, estos se encuentran básicamente exentos del servicio militar y el reclutamiento, en tanto sean momentos de paz. Sin embargo, si lo desean, pueden prestar su servicio militar bajo cumplimiento de las siguientes condiciones:

  • no sobrepasar el límite de edad para el reclutamiento (antes que acabe el año en el que cumplen los 25 años);
  • no tener la nacionalidad del Estado de residencia (bajo reserva de eventuales acuerdos bilaterales concernientes al servicio militar de los dobles nacionales);
  • disponer de suficientes conocimientos de una de las lenguas oficiales suizas;
  • no haber sido condenado por un delito grave;
  • someterse a un control de seguridad relativo a las personas. Paralelamente, se efectúa un examen que permita verificar si existen motivos que impidan la entrega del arma personal. El control de seguridad puede ser ordenado sólo por los servicios requeridos, a saber, el personal del ejército. El formulario de demanda, así como el extracto de los antecedentes penales tienen que ser devueltos a esta autoridad.

Como se menciona en los requisitos anteriores, la posesión de doble nacionalidad no es un factor que influya para prestar el servicio militar. No obstante, para el caso de los suizos que además de tener doble nacionalidad, demuestren haber prestado servicio militar, civil o de algún otro carácter, en el otro país, quedan libres de las obligaciones militares, esto de acuerdo con los tratados que se tengan sobre este tema con otros Estados. Francia, Estados Unidos y Alemania son algunos países con los que se tienen acuerdos de esta índole.

En el servicio se instruye a los jóvenes suizos en las actividades esenciales del arte castrense, en el uso de armas de fuego, y en el manejo de armamento como vehículos blindados, tanques, cañones, y aviones. Los reclutas reciben un rifle de asalto el cual llevan a sus hogares (hasta 2007 también podían conservar la munición).

El servicio militar abarca dos etapas: la instrucción básica y repetición cíclica de la misma. La instrucción básica se realiza durante un periodo de diecisiete semanas, de entrada en un centro de reclutas, y después en una unidad de enseñanza permanente (tipo Batallón o Regimiento). En cuanto a las actividades correspondientes a los ciclos de repetición consisten en cursos (anuales) de tres semanas de duración. En total se acumula un año de servicio.

Al cumplir los 32 años (o 34 años si es el caso) el ciudadano entra a la primera reserva, en la cual deberá realizar un total de 40 días de cursos complementarios; hasta los 42 años. Al término, el ciudadano formará parte de la segunda reserva, donde debe realizar dos cursos de una o dos semanas de duración. El ciudadano permanecerá como parte de la reserva hasta la edad de 50 años.

Política

La existencia del servicio militar obligatorio ha sido motivo de un debate encabezado por la izquierda helvética. En 2013, el Grupo para una Suiza sin Armas (GSsA por sus siglas en francés) formado por el Partido Verde, el Partido Socialista y colectivos feministas logró llevar a referéndum la petición para eliminar el servicio militar obligatorio y reemplazarlo con un ejército profesional permanente. En el proceso electoral llevado a cabo el 22 de septiembre del mismo año, con un aplastante 73.2% de votos en contra, la iniciativa fue rechazada. Por tercera ocasión los suizos rechazaban en referéndum la eliminación del servicio militar. Los intentos anteriores fueron en 1989 y en 2001. Esto deja en evidencia el apego importante de los suizos por su sistema y servicio militares.

A pesar de esta alta estima; por motivos políticos, estratégicos y presupuestarios, la cantidad de efectivos en las fuerzas armadas ha ido reduciéndose. Una reforma llamada “Ejército XXI” que fue aprobada en elección popular en 2009, encaminó la reducción del número de efectivos, bajando de 400,000 a 200,000.

La cuestión defensiva de Suiza es un tópico que puede resultar muy interesante para los estudiosos de la guerra, la seguridad, y la defensa nacional. De las fuerzas armadas suizas hay mucho por decir, pero para tratar más a fondo ese tema, es menester comprender el funcionamiento de su servicio militar, que es la base de todo el Sistema Defensivo Helvético. Se recomienda al lector visitar el artículo sobre la Guardia Suiza Pontificia en esta misma plataforma, pues está estrechamente vinculado con el presente artículo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: